Como ganar altura

Como ganar altura



Gracias a sencillos ejercicios de stretching es posible ganar hasta tres centímetros de altura. La clave está en modificar la postura y aprender a mantener el cuerpo firme y equilibrado.



Aunque solemos creer lo contrario, la altura no permanece inalterable con el paso del tiempo. Más allá de la obvia reducción que experimentamos al envejecer, constantemente, desde que nacemos, nuestra altura sufre variaciones hacia arriba o hacia abajo, por distintas causas. A la altura real que potencialmente somos capaces de alcanzar, las contracciones musculares, los bloqueos emocionales y las malas posturas le descuentan algunos centímetros. Cambiar estos factores pueden obrar lo que antes parecía un milagro: crecer hasta tres centímetros cuando ya ha quedado atrás la pubertad.



Como ganar altura con sencillos ejercicios



Stretching para crecer: Las contracciones musculares son una de las principales causas de una altura menor a la potencial. Pueden provocarse por malas posturas, esfuerzos exagerados, un entrenamiento físico ex¬cesivo o un estado de ansiedad. Los síntomas de este problema son la rigidez corporal, la aparición de dolores y molestias y una reducción de la altura,- como si esto fuera poco, más tarde pueden aparecer trastornos más graves, como lumbalgia, ciática, hernia y artrosis.

El estiramiento es utilizado naturalmente por el cuerpo para compensar las malas posturas y los movimientos que provocan dolor. Habitual en la niñez, el hábito se va perdiendo con el transcurso de los años.

El stretching, esto es, los ejercicios de estiramiento corporal, pueden modificar esta situación, relajando las tensiones creadas. Existen dos técnicas de trabajo en stretching. La técnica analítica trabaja con un solo músculo o grupo muscular, mientras que la técnica global estira todas las cadenas musculares en el mismo momento, en forma continua y progresiva.



Para realizar los ejercicios correctamente, es necesario tener en cuenta que nunca deben practicarse movimientos bruscos. Los estiramientos progresivos y prolongados son más eficaces que las tracciones bruscas y no logran el objetivo central: que todas las cadenas musculares trabajen al mismo tiempo. Para cumplir con este requisito, el secreto está en respetar siempre los tres puntos de alineación de la espalda en cualquiera de las posturas, y evitar las rotaciones que se producen en las extremidades.

Pero no todo tiene que ver con el cuerpo. Hacer estiramientos implica contar con un aliado irrenunciable: una actitud mental positiva. Aunque el stretching no debe producir dolor, ocasionalmente puede surgir una molestia tolerable al aumentar la tensión. Cuando esto ocurre, lo recomendable es respirar en forma relajada y abierta, hasta que el dolor desaparezca. Si la molestia continúa, entonces es hora de consultar a un médico.



Si llevamos una vida muy sedentaria, permaneciendo varias horas sentados, los discos intervertebrales se comprimen al doble de la posición de pie. Si a esto le agregamos una postura incorrecta para sentamos, la situación empeora aún más. Es por eso que los especialistas recomiendan una reeducación postural, que en principio debe ser asistido por profesionales y luego pueden ser llevados a cabo sin mayores complicaciones, frente al espejo.

La actividad física, la alimentación e incluso nuestra forma de encarar la vida contribuyen a que desarrollemos la altura que está estipulada genéticamente en nuestro organismo. Con el paso del tiempo y la suma de malos hábitos alimentarios, posturales y mentales, esa altura se reduce por la falta de flexibilidad de ligamentos, músculos y tendones. Gracias a una serie de estiramientos que fortalecen los músculos erectores y descomprimen los discos intervertebrales, es posible evitar que la columna se vea sobrecargada y recupere los centímetros perdidos.

1 comentarios:

....:::: Slipkdany ::::.... dijo...

GRACIAS ME SIRVIO DE MICHO ME GUSTARIA EN EL ALMA QUE ME DIERAS MAS CONSEJOS TOMA MI CORREO:

slipkdany@hotmail.es

Publicar un comentario